…en puntos de venta:

Nuestra selección de tronkets resulta ideal para potenciar la venta de impulso en las boutiques de pan. Recomendamos hornear pocas barras de cada tipo, pero eso sí, usar varias referencias a la vez, para usar el pan con una doble función:

  • Por un lado la variedad de panes con diferentes acabados decora la estantería con producto que al cliente le llama la atención y le agrada, puesto que la variedad gusta.
  • Y por otro lado, estos panes ayudan mucho a fidelizar la venta de fin de semana puesto que el cliente se decanta más por sabores diferentes, originales y con acabados espectaculares que por el pan tradicional del día a día.
  • Poner en el escaparate este tipo de panes estratégicamente situados, acaba siendo un gancho publicitario para la propia tienda.

Deberemos ser cautos con su cocción puesto que parte del éxito reside en que el cliente pueda comer el pan al día siguiente de comprarlo y este siga en buenas condiciones. Este valor también ayudará a fidelizar al cliente y que este valore más las características de un buen pan antes que su precio. Para ello es muy importante que el pan esté completamente descongelado antes de entrar al horno. En el horno conviene trabajar a unos 180ºC y esperar a que el pan esté bien dorado. Por último, no deberemos embolsar el producto  hasta que el cliente lo requiera.

…en restaurantes:

Tanto si usáis panes de formato individual como barras, os recomendamos que, si es posible, hagáis horneadas de pocas unidades y de forma frecuente. No tiene ningún sentido hornear pan antes de un servicio sin tener una previsión de comensales, teniendo en cuenta que unos clientes se comerán el pan recién horneado y otros lo harán pasadas 2 ó 3 horas.

También recomendamos el uso de mesas calientes para mantener el pan a temperatura hasta que el cliente lo pide, o en su defecto si disponemos de un horno exclusivo para pan, podemos recalentar el pan durante 1 o 2 minutos justo antes de servirlo, el cliente agradece encontrar el pan a temperatura templada.  Desde el punto de vista de un panadero, debemos decir que es mucho mejor comer buen pan a temperatura ambiente, que un pan peor pero recién horneado. No obstante la experiencia nos dice que el cliente demuestra un mayor grado de satisfacción con el pan cuando el restaurante pone medidas para que el pan se sirva caliente.

…en caterings:

Normalmente el catering se ve obligado a preparar el producto varias horas antes de servirlo por logística. Además normalmente nos encontramos con los formatos más pequeños para este tipo de uso. Si los panes que usáis son pre cocidos recomendamos un horneado con mucha temperatura y poco tiempo para dar color a la corteza pero dejando mucha humedad en su interior, de lo contrario podemos encontrar el pan demasiado seco en el momento del uso.